Skip to content

Entendiendo la Crisis: La Revolución en Egipto, parte dos.

July 7, 2013

morsi-supporters_full_600Al observar el derrocamiento del gobierno de la Hermandad Musulmana en Egipto, la pregunta más interesante para mí es esto: ¿Miraremos hacia atrás algún día y veremos este momento como el inicio de la restauración del Islam político?

No sé la respuesta a esa pregunta, pero he estado leyendo los periódicos – y he visitado Turquía y Egipto en las últimas semanas – y esto es lo que yo he visto: He visto una rebelión de no islamistas de centro y el ejército en Egipto contra los islamistas de la Hermandad Musulmana. He visto una rebelión de la juventud laica, urbanizada en Turquía contra el Partido Islámico Justicia y Desarrollo. He visto una elección iraní donde los votantes iraníes –  a los que sólo se les permitió elegir entre seis candidatos previamente aprobados por el liderazgo clerical de Irán – identificaron rápidamente cuál de los seis era el más moderado, Hassan Rowhani, y abrumadoramente votaron por él. Y he visto el partido islamista Ennahda en Túnez forzado por los votantes a comprometerse con dos partidos de centro-izquierda laicos en escribir una constitución que es de base amplia y no demasiado inclinada hacia la ley Sharia. Y hace apenas un año en Libia, vi una coalición liderada por un científico político educado en Occidente derrotar a sus rivales Islamistas en las primeras elecciones libres y justas de Libia.

Una vez más, sería prematuro decir que esta era del Islam político ha terminado, pero definitivamente es hora de decir que el más moderado centro político no Islamista, ha comenzado a hacer retroceder estos partidos Islamistas, y que todos los ciudadanos a lo largo de esta región se sienten con más poder e impacientes. El hecho de que este empuje en Egipto implicó el derrocamiento de un gobierno elegido por el ejército egipcio tiene que dar pausa, pone una enorme carga para que el ejército – y los que animaron a ello –  la de actuar de una manera más democrática que los que sustituyeron . Pero se trataba de una situación verdaderamente insólita. ¿Por qué se produjo y hacia dónde iría Egipto a partir de ahora?

Para entender el derramame masivo de las bases de la oposición a la Hermandad Musulmana, que estimuló al ejército egipcio a desalojar al presidente Mohamed Morsi de la oficina, en su primer aniversario de la toma del poder, es mejor evitar el lenguaje de los políticos: ¿Fue un golpe militar?, Fue una revuelta popular?  y, centrarse en el lenguaje de la ley y el orden. Al hablar con los egipcios en las últimas semanas, hay una palabra que mejor muestra el estado de ánimo de ese país y esa palabra es “robo”.

Recuerde siempre: Morsi ganó por estrecho margen la Presidencia con el 51 % de los votos, ya que logró convencer a muchos  laicos egipcios y devotos, pero no Islamistas, de que iba a gobernar desde el centro, con el foco en la economía y la inclusión. Los Hermanos Musulmanes nunca podrían haber obtenido un 51 % solos. Mucha élite urbana egipcia de centro decidió votar por Morsi porque no se atrevió a votar por su oponente, Ahmed Shafik, un vestigio del régimen de Hosni Mubarak. Así se creyeron para sí lo que Morsi les decía.

Como se hizo gradualmente evidente que Morsi, cada vez que tenía una opción de actuar de  manera inclusiva – y tirando de todos los sectores de la sociedad egipcia – o agarrar más poder, tomaba más fuerza, una gran parte de los votantes de Morsi, islamistas y no islamistas, comenzaron a sentirse engañados por él. A su juicio, él y su partido habían robado algo muy valioso: la oportunidad, buscada durante mucho tiempo para realmente poner Egipto en un curso democrático, con más igualdad y crecimiento.

Los jóvenes no islamistas, que montan la revolución en la Plaza Tahrir en el 2011, más que cualquier otro, sintieron que su revolución había sido robada por los Hermanos Musulmanes, que se centraron mucho más en el Poder que en los problemas económicos y hacer su gobierno más representativo. Mientras tanto, los pobres rurales y urbanos aceptaban el hecho de que en vez de ofrecer puestos de trabajo y alimentos, como se había prometido, Morsi entregó las tuberías de gas y cortes de electricidad. Los cristianos coptos de Egipto, algunos de los cuales eran los principales partidarios de la revolución contra Mubarak, nunca confiaron en Morsi, que parecía hacer la vista gorda a los ataques contra los cristianos.

Esa sensación generalizada de “robo” es lo que llevó a muchos egipcios a las calles, por lo que es bastante irónico que las últimas palabras del presidente Morsi antes de ser derrocado – palabras que transmitió en un vídeo de corta duración en un sitio web presidencial – fueron: “La revolución está siendo robada por nosotros “.

El ladrón estaba llamando al 911. Por desgracia para él respondió el ejército egipcio. Sus líderes ya habían sido llamados por una franja importante de la población egipcia, por lo que ahora es Morsi quien se encuentra bajo custodia.

Los historiadores seguramente reflexionarán sobre por qué los Hermanos Musulmanes se comportaron tan tontamente. La respuesta parece ser que el carácter sella el destino.

La Hermandad Musulmana, siempre ha sido un partido  neo-leninista, con una jerarquía muy estricta y una visión conspirativa de la vida política perfeccionada por largos años en la clandestinidad. Las mismas características que le permitieron sobrevivir a repetidos martillazos y arrestos  durante 80 años en los cuales los regímenes militares de Egipto trabajaron en contra de cualquier espíritu de inclusión una vez que estuvo en el poder. Esto no quiere decir que los restos del antiguo régimen y de sus servicios de seguridad no hicieron todo lo que pudieron para que Morsi falle. Es decir que él lo hizo fácil para que el pueblo egipcio se vuelva en su contra.

Mientras tanto, la Administración de Obama fue en gran parte un espectador de todo esto. Los Hermanos Musulmanes mantienen Washington a raya mediante la compra de la misma moneda antigua que Mubarak utilizó: la detención de los peores terroristas yihadistas en la lista de los más buscados de Estados Unidos, en tanto Israel y los estadounidenses les permitirán hacer lo que tu quieras a los propios.

Dos preguntas críticas ahora cuelgan sobre Egipto: ¿El ejército egipcio, que a su vez se reveló como el Poder real, insistirá en que el nuevo gobierno sea más incluyente que el de Morsi y, con qué fin? Egipto nunca será estable a menos que haya un gobierno que represente a todas las principales fuerzas políticas del país, que todavía incluye la Hermandad Musulmana, que probablemente goza aún del apoyo de al menos el 25 por ciento de los votantes. Tiene que ser parte de cualquier nuevo gobierno. Sin embargo, el Ejército egipcio ha detenido a muchos activistas de la Hermandad Musulmana en la actualidad. ¿Va a permitir que se incluyan en el futuro político de Egipto? ¿Y el ejército egipcio, que tiene su propia vasta red de intereses económicos que se centran en la protección, se abrirá a las reformas?

 La inclusión puede ser paralizante o poderosa, dependiendo de si todos los incluidos pueden acordar un plan de trabajo común hacia el futuro. Egipto hoy en día está como bostezando en un profundo agujero económico. Se han desperdiciado varios años de desarrollo. ¿Pueden sus principales actores políticos (incluido el Ejército) llegar a un consenso democrático en el conjunto desgarrador de las reformas económicas, de seguridad y de política necesarios para configurar Egipto en una trayectoria de crecimiento, o puede que sólo coincidean en que el último presidente se debió ir?

Fuente: Thomas L. Friedman ( 3 premios Pulitzer). The New York Times

Traducción: Antonio Kartulov

Advertisements

From → Uncategorized

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: